DESCUBRIENDO: MANU SORIANO

Manu Soria en Rutapas (7)

Nuestra segunda entrevista en Rutapas, experiencias gastro-culturales, está dedicada al séptimo arte. En esta ocasión charlamos con Manu Soriano, director, productor ejecutivo y guionista del cortometraje «Campo«, que se proyecta en el 15 Festival de Sevilla, corto a su vez ganador del X Premio Europeo de Cine Universidad e Sevilla.

Esta historia, con tintes autobiográficos, de carácter social, en el que pueden identificarse muchos de los espectadores que lo visualicen,  es un corto donde la fotografía, la luz y el hecho de ser grabado con cámara al hombro, así como el reparto (Pedro Álvarez-Ossorio, Tatiana Sánchez-Garland y María Alfonsa Rosso) hace que técnicamente sea una gozada visualizarla en pantalla grande, es una historia que está pasando.

Como el propio director nos comenta, puede tener como inspiración los films «Fanny y Alexander» de Igmar Bergman, «Verano 1993» de Carla Simón, «No se decir adiós» de Lino Escalera o algunos títulos del cine japonés.

Con motivo de su proyección en Cinesur Nervión en esta 15 edición del Festival nos sentamos a charlar con el director de «Campo», en el corazón de la ciudad que lo ha visto crecer.

¿Cómo comenzaste en el mundo del séptimo arte? ¿Cuál fue tu motivación para hacer cine y cuáles son tus referentes?

A mi siempre me ha llamado la atención el hecho de poder contar historias. No sabía que quería estudiar, pensaba en medicina, como mi tío, pero realmente no me llamaba, yo lo que quería era contar historias, el escribir estas historias me servía de refugio, y  me di cuenta que a través del medio audiovisual, mis historias podían llegar a mucha gente.

En un principio no sabía que se podía estudiar cine y pensé en periodismo cinematográfico, luego conocí la carrera de comunicación audiovisual, recomendada por uno de mis profesores, y tiré por ahí.

Mi único contacto con el cine era la adquisición de revistas como Fotogramas, Cinemanía, más adelante cuando comencé comunicación audiovisual empecé a leer Caimán, Dirigido por… y así buscando, fui encontrando qué tipo de historias son las que más me gustan.

En el instituto, solía ver cine más comercial y convencional, que suelen producir los grandes canales privados, pero me fui dando cuenta que a mi lo que me gustaba era otro cine, pero que no llegaba tanto a la gente, con el que me sentía más identificado y donde veía que contaba algo más, el cine europeo en general o nuestro cine español en particular, el cine independiente, a raíz de aquí fui indagando en lo que más me atraía.

Como referente, no tengo ningún director, lo que si tengo son películas como el «El hilo invisible» del estadounidense Paul Thomas Anderson, que nos cuenta hasta donde estás dispuesto a llegar para amar a alguien, o «Viaje al cuarto de una madre» de Celia Rico, de estreno reciente, una historia de duelo rodada en Cantillana.

«Yo lo que quería era contar historias, el escribir estas historias me servía de refugio, y  me di cuenta que a través del medio audiovisual, mis historias podían llegar a mucha gente»

Manu Soria en Rutapas (5)

¿Qué supone para ti como director, y para todo tu equipo, que el cortometraje «Campo» se proyecte en el 15 Festival de Sevilla?¿Qué lectura nos puedes hacer del mensaje que hay en Campo?

El equipo está muy contento de que se proyecte el corto en este Festival, además en pantalla grande, para gente cinéfila es un lujo poderlo ver así, en lugar de en un smartphone. Todo el equipo se ha involucrado muchísimo y ha hecho una labor muy importante, además todos han puesto su visión en el guión, que es desde donde parte siempre todo.

«Campo» tiene varios mensajes; su lectura más simple es la que cuenta la historia de un hombre de campo que no quiere desprenderse de él, que ya prácticamente está vendido, porque tiene un pasado normal con su familia, y él cree que  si se desprende de eso va a perder los recuerdos del pasado, por eso hay un personaje más de fantasía que es el fantasma, retratado como algo naturalista. Otra de las lecturas que se puede sacar es más social, habla de la labor que tienen las personas en el campo y que tipo de decisiones importantes tienen que llevar a cabo, como esta de que él vive en el campo y tiene dos hijos, es su hija la que tiene que convencerle de que deje el campo, algo que llevan intentado tiempo ante la negativa del padre, hasta que dice que si, a ella le da pena abandonar el lugar porque también lo echa de menos, pero al final la vida sigue y no puede aferrarse al pasado, hay que mirar hacia el futuro aunque duela.

A mi me gusta mucho las películas de personas, porque habla de la vida cotidiana, y este es un corto que habla sobre las personas, por ello el final, que en principio iba a ser diferente, acaba con una persona en lugar de con un plano general, que era como estaba pensado al principio.

El cine que habla de la vida cotidiana, tiene que echar mano de la realidad para crear una ficción, en cambio si no echas mano de la realidad tu creas tu ficción en tu cabeza y no necesitas contar los sentimientos. La mirada, los gestos, los silencios es lo que a mi me gusta, no tanto los diálogos, manejar esto era fundamental para que fuese una historia de personas.

«Todo el equipo se ha involucrado muchísimo y ha hecho una labor muy importante, además todos han puesto su visión en el guión, que es desde donde parte siempre todo»

Manu Soria en Rutapas (17)

¿Qué proyectos tienes entre manos y qué tipo de cine te gustaría crear en un futuro?

En cuanto al corto el siguiente paso es su distribución, para que llegue a cuanto más gente mejor, que es el objetivo de toda obra audiovisual, lo haremos con una distribuidora para que tenga proyección.

Como proyecto personal, estoy con una amiga escribiendo, para a principios del año próximo levantar una obra de teatro, que nada tiene que ver con la temática del corto, se centra más en dónde está nuestra realidad si en las redes sociales o fuera de ellas, qué es lo más real, vamos a tratar esa dualidad.

Respecto al tipo de cine que me gustaría crear, hay muchos tipos, me gusta tanto la historia de personas, como el corto «Campo», a cosas tan raras como las que hace David Lynch, pero como este mundo es tan complicado, al final uno hace dependiendo del contexto, sobre todo, económico, entonces al final aunque tu quieres hacer una cosa, vas hilando el camino, pero a lo mejor en un futuro haces otras, que no requiera de tanta labor económica. Respecto a esto, me gustaría probar y hacer cosa diferentes, tirar por el documental o la ficción, pero con toques más cine bizarro.

También yo siempre estoy muy abierto a colaborar en diferentes proyectos, con otros compañeros, ya sea ayudando en producción o en lo que sea, igualmente si alguien viniese preguntando por algún guión, también intentaría colaborar, mi faceta es guión, dirección o producción, es donde mejor me puedo manejar, estoy siempre abierto a hacer cosas, porque lo importante al final es hacer cosa, que algún día, en algún momento lleguen a la gente.

«Estoy siempre abierto a hacer cosas, porque lo importante al final es hacer cosa, que algún día, en algún momento lleguen a la gente»

Manu Soria en Rutapas (24)

Para cerrar esta entrevista nos gustaría saber algo más sobre tus gustos culinarios para ello te preguntamos por:

Una comida: El puchero con arroz, garbanzos y patatas.

Una bebida: El té de mango

Un restaurante: Mi casa

Un mercado: No tengo predilección por ninguno

Eres cocinita: un poquitín, pero necesito mucho tiempo en la cocina.

Muchas gracias y mucha suerte Manu.

Fotografía: Alejandro Mendoza. Colaborador: Alejandro Varela. Agradecimientos: Taberna Encarnación.

Manu Soria en Rutapas (31)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s